jueves, 30 de agosto de 2007

Creación de un Bosque Bonsai (principiante)

Crear un bosque nos permite disfrutar del bonsai de manera casi instantánea. Los resultados, dependiendo del tipo de material que utilicemos, pueden ser inmediatos, disfrutando en unas pocas horas, de un bosque en miniatura. La mejor época para realizarlo, como para cualquier técnica que implique una manipulación de raíces, es a fines del invierno o principios de primavera.
En la creación de bosques es recomendable utilizar arboles de una misma especie ya que distintas especies requieren distintos cuidados (riego, abono, exposición solar, etc.)
Uno de los puntos mas importantes es que, un un espacio tan limitado, debemos sugerir profundidad. Esto se logra colocando los arboles mas pequeños hacia atrás, pareciendo de esta manera, arboles lejanos. Si por el contrario, estos arboles son colocados en frente, parecerán arboles pequeños.
Siguiendo estas sencillas reglas se garantiza una creación con éxito:

- Utilice plantas de diferentes alturas, grosores y edades.
- La imagen de amplitud se consigue plantando los arboles más grandes cerca del centro y la parte delantera, reduciendo progresivamente las alturas a cada lado y detrás, inclinando los últimos ligeramente hacia afuera.
- Como dijimos anteriormente, la perspectiva se consigue plantando detrás los arboles más pequeños.


- No debe haber tres arboles en línea recta, sin importar desde donde se los mire.
- Visto desde el frente, ningún tronco debe tapar completamente a otro.
- Los troncos de los arboles más altos no deben tener ramas en su parte más baja.
- Utilice siempre un numero impar de arboles (más de 5). De esta manera es más sencillo crear un bosque armonioso y con equilibrio asimétrico. Los números pares muestran, por lo general, artificialidad y se destaca en la obra la mano del hombre.

Paso a paso:

Para la creación de este bosque bonsái, primero debe tener a mano todos los materiales:

1- Las plantas a utilizar deben tener distintas alturas y grosores de tronco. En nuestro ejemplo utilizamos 11 cipreses obtenidos de semilla. Sus edades oscilan entre 1 y 3 años. Puede utilizarse cualquier otra especie, de hoja caduca o perenne, teniendo en consideración que sus hojas sean pequeñas, al igual que sus flores y frutos, si la especie elegida los posee.

2- Como soporte del mismo, puede utilizarse una maceta especifica para bosques, la cual es muy baja, o una laja de piedra, como la que utilizaremos en nuestro ejemplo.


3- Para el muro de contención, utilice turba y arcilla en polvo, mezcladas en partes iguales y mojadas hasta formar una masa pastosa.
4- El sustrato debe ser suelto, con buena retención de humedad y muy buen drenaje.
Manos a la obra:

Pode las plantas a la altura deseada, teniendo en cuenta que las más gruesas deben ser las mas altas.

Quite los árboles de sus macetas y retire cuidadosamente parte de la tierra original. Para esta tarea utilice un gancho de hierro o un palillo chino.
Pode aproximadamente un tercio de la masa radicular, prestando atención en cortar más las raíces gruesas que las finas.
Coloque una pared o muro de contención sobre la laja, utilizando la pasta preparada con turba y arcilla. La misma no debe ser muy fina, ya que se secaría rápidamente entre un riego y otro, con el riesgo de quebrarse y dejar escapar el sustrato utilizado. La altura de este muro debe ser proporcional a la de nuestros árboles.
A continuación, coloque una fina capa de sustrato sobre la laja. Esta debe ser solamente de unos pocos milímetros.
Coloque el árbol principal en el centro, ligeramente desplazado hacia la derecha y cerca del frente de la laja. El segundo árbol, apenas más pequeño, se colocará un poco detrás del primero y hacia la derecha o izquierda del mismo. El tercer árbol debe ser colocado siguiendo los mismos parámetros que el segundo, pero del lado contrario. Siguiendo estos lineamientos deberá colocar los otros árboles. Los más pequeños se colocarán en el fondo de nuestra composición, aparentando ser arboles lejanos. Los arboles centrados suelen crecer rectos, mientras los laterales, se inclinan hacia afuera, buscando la luz solar.
Observe el esquema utilizado para la creación de nuestro bosque bonsái. Note que ningún árbol esta directamente delante de otro.
Una vez que todos los árboles estén en su sitio, agregue sustrato (seco), haciéndolo penetrar entre las raíces con ayuda de un palito chino o similar. Además de fijar los arboles, con esta técnica logramos que no queden bolsas de aire entre las raíces, lo cual es muy perjudicial para nuestras plantas.
Seguidamente riegue profundamente con un pulverizador. Nuestros arboles estarán agradecidos, si en el agua colocamos previamente hormona antishock (Vitamina B1). La misma se adquiere en viveros e hipermercados.
Presione los lados externos del muro de contención, hasta formar un declive armonioso con la laja y el sustrato dentro del mismo.
Retoque el perfil de los arboles. Tenga en cuenta que en un bosque, a pesar de estar formado por arboles individuales, los mismos se relacionan de tal manera, que parece una gran copa sostenida por muchos troncos.
Coloque planchas de musgo, para decorar la superficie del suelo. Para evitar que estas se muevan hasta su total arraigue, puede sostenerlas con ganchos hechos de alambre de cobre.
Si lo desea, puede colocar alguna pequeña planta para acentuar el clima de bosque, tenga cuidado que algunas especies son muy invasoras, ocupando con sus raíces, lo que esta destinado a nuestros arboles.

Una vez terminado nuestro trabajo, debemos ubicarlo en un lugar luminoso, pero no al sol directo y protegido de los vientos. Su copa debe rociarse con agua varias veces al día y no debemos regar hasta que la superficie del suelo comience a secarse. A las 2 o 3 semanas, podemos llevarlo paulatinamente a su lugar definitivo.

Bosque de cipreses
Altura 40 cm

3 comentarios:

MARCELO DABROWSKY dijo...

y bueno gracias, es un arte increible, ya voy a empezar uno.mu

JESUS XMEN SANTIAGO dijo...

Me encanta esta Tecnica lo quiero hacer o mejor dicho lo voy a hacer pero de 4 o 6 flamboyant blancos y Amarillos ..... Alguna sugerencia?

José Antonio Larrasoaña Zunzarren dijo...

Maravilloso artículo. Voy a hacer un bosque de hayas y me van a servir mucho tus consejos. Muchas gracias